Instituto BRF

Sentidos y Sabores

Sentidos y Sabores

Promover una vida equilibrada

Sentidos y Sabores es un proyecto desarrollado por el Instituto BRF, en asociación con el CREN (Centro de Recuperación y Educación Nutricional), que tiene como objetivo promover buenas relaciones de las personas con el alimento, contribuyendo a una vida más equilibrada.

El Programa

Por medio de una agenda de ocho etapas que ocurren a lo largo del año, los participantes del proyecto profundizan sus conocimientos sobre la alimentación y se conciencian sobre la importancia de una alimentación equilibrada para una buena calidad de vida.

Las actividades comienzan con un encuentro de sensibilización con las familias interesadas y una acción de diagnóstico de índices de peso y altura del grupo de participantes.

Conociendo a los participantes comienzan las actividades prácticas que recorren un camino para despertar el interés por el cuidado con la alimentación. Los temas tratados van desde la cultura alimentaria, la diversidad de los alimentos, su origen, el despertar de los sentidos a partir de la alimentación y el incentivo al acto de cocinar.

Quién participa

La implementación del proyecto se realiza en asociación entre el Programa Voluntarios BRF y las entidades sociales o educativas en los municipios. Los voluntarios están capacitados para, junto con profesionales de la institución local, aplicar los talleres y acompañar el desarrollo de las actividades a lo largo del año. Dependiendo del público atendido por la institución asociada, se forma el grupo de participantes.

Dónde ocurre

El proyecto ocurre anualmente en municipios donde hay presencia de los Comités de Inversión Social de la BRF y socios interesados en recibir el proyecto. En 2017 el Sentidos y Sabores fue realizado en 29 municipios y contó con más de 1800 participaciones voluntarias en sus actividades, contabilizando más de 500 horas de trabajo voluntario y beneficiando directamente a casi 3.000 personas.

“Momentos muy buenos y constructivos, porque sólo me hicieron crecer en conocimiento y fortalecer la disposición que tenía para el cambio.” Marta Cristina, participante del proyecto en la ciudad de Vitória do Santo Antão (PE)

Los materiales utilizados en el proyecto para la formación de los voluntarios se basan en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización de las Naciones Unidas, además de las orientaciones de la Guía Alimentaria para la Población Brasileña del Ministerio de Salud (2014) una referencia internacional de buenas prácticas en alimentación y salud.